Arquitectura del museo de Bilbao

El museo Guggenheim fue obra del arquitecto O. Gehry, y desde su construcción, ha sido capaz de jugar un papel muy importante en cuanto a la revitalización urbanística y a toda la transformación que ha sufrido la zona, aunque no solo eso, sino que también ha sido y es el símbolo de la ciudad de Bilbao.

El edificio constituye todo un ejemplo de arquitectura vanguardista del siglo 20, además representa un hito arquitectónico gracias al diseño innovador, hablando tanto desde fuera como desde dentro, porque en el interior se pueden apreciar muestras de ser uno de los museos más bonitos del mundo. Además la visita puedes hacerla tanto para dentro como para el exterior.

A finales de 1980 las grandes potencias vascas se metieron en este gran proyecto, y es que este museo está expuesto en una gran parcela, cerca de 32500 metros cuadrados dan vida a este recinto, en su interior más de 11.000 metros cuadrados están recreados para mostrar al público todas las exposiciones. El Guggenheim está a 16 metros bajo la cota de la ciudad, en la ría de Nervión. El diseño que tiene este edificio es muy propio del arquitecto Gehry, y es que ha sido inspirado en todas las formas y texturas comunes de un pez, además puede ser considerado de muchas formas, como por ejemplo una escultura, o una obra de arte directamente. Todas las formas creadas no se rigen por ninguna ley, por lo que no hay razones geométricas que lo demuestren.