4 Técnicas eficaces para motivar a los empleados

4 Técnicas eficaces para motivar a los empleados

“La gente dice comunmente que la razón no dura. Bueno, tampoco lo realiza el baño – por eso lo sugerimos por día.”
Zig Ziglar

Para el director ejecutivo, siempre es un reto motivar a sus empleados y mantenerlos motivados. Los empleados motivados están a la vanguardia para asumir nuevos desafíos, adaptar novedosas ideas y producir resultados. Un empleado animado ayuda además distribuyendo sus propias ideas originales y anima a sus colegas a llevar a cabo lo mismo.

Este artículo exhibe algunas tácticas funcionales para motivar a sus empleados.

1. Enfoque Individualizado

Cada sujeto tiene su grupo de deseos y aversiones, intereses, pretensiones y deseos. No puede motivar a todos sus empleados con una política o atractivo habitual.

Un jefe exitoso es con la capacidad de detectar de manera rápida las pretenciones de sus empleados. Él o ella sabe cómo influir en la gente y mantenerlas alerta cuando hablamos de lograr las misiones de la organización.

Como director ejecutivo y mentor, usted debe continuar un enfoque personalizado para animar a sus empleados a hacerlos reflexionar de manera instantánea y promover su participación en el desarrollo de la organización.

Los próximos pasos tienen la posibilidad de asistirle a entender qué es lo que incentiva a su empleado:

Hacer una encuesta sobre la razón de los empleados
Anotar las técnicas destacables de razón de los empleados de la encuesta
Vincular los incentivos o técnicas de razón con los escenarios de rendimiento
Brindar a los empleados la posibilidad de ganar lo que desean
Llevar a cabo sesiones particulares con cada empleado y preguntar qué técnica les agrada más
Ofrecer lo que se ajuste a sus deseos, mientras que tengan derecho a lo mismo por su actuación
Asegurarse de que los criterios sean justos para todos los empleados, dado que inclusive algo de parcialidad puede alentar la negatividad en el conjunto.

2. Empleando el recurso preciso para el papel preciso

La mezcla puede ser mortal.

Usted debe entender el perfil de trabajo en el que encaja su empleado. Cuando delega el trabajo según sus intereses y capacidades, el empleado está más que feliz de llevarlo a cabo. Otorga su cien por ciento en ello, lo que no sólo incrementa la eficacia y la eficiencia, sino que además mantiene a los empleados en compromiso y extasiados.

Revise los próximos pasos para conseguir buenos resultados:

Detectar a la persona correcta para un papel por medio de cuestionarios e interacción personal
Asignar el trabajo y aceptar la independencia a un cierto nivel para que ella logre examinar su creatividad
Establezca misiones prácticas y siga interactuando con ellas
Pedir el avance y evadir pinchazos insignificantes

3. Celebre el triunfo

“La razón de un empleado es el resultado directo de la suma de las relaciones con su gerente.”
Bob Nelson

Celebre el triunfo con su conjunto. Puede ser una chiquita actividad social para meriendas, una actividad entretenida o una excursión en grupo. No debe gastar bastante más de lo que su presupuesto facilita. Es sólo para comprender a los integrantes de tu conjunto, ofrecer palmaditas en la espalda a los artistas, adular a los que lo logran y motivar a los que no lo hacen.

4. Ofrecer a los empleados oportunidades justas de desarrollo

La exclusiva razón por la que un empleado diligente se aferra a su trabajo es el desarrollo. Ofrecer oportunidades justas a los empleados que se lo meritan para perfeccionar sus capacidades y entendimientos, y prepararlos para llevar a cabo funcionalidades más destacables. Puede darles capacitación en el trabajo y asignarles nuevos permisos con un apalancamiento con limite. Cuando demuestre su capacidad, usted tiene la posibilidad de promoverla o asignarle permisos más altos.

Usted tiene la posibilidad de estudiar más técnicas de razón de los empleados en un grupo de colegas director ejecutivo. En una charla de director ejecutivo de la organización director ejecutivo, COO’ s, presidentes de empresas, gerentes en general y dueños de negocios se reúnen bajo un techo habitual para una charla por mes de director ejecutivo. Distribuyen sus vivencias y ofrecen valiosas resoluciones y percepciones para lograr los objetivos empresariales compartidos por medio de reuniones de medio día.

Sin categoría

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *